Guarderia Bormujos

Periodo de adaptación infantil: ¿Cómo hacerlo más llevadero?

Estamos a punto de empezar un nuevo curso y sabemos que a muchas familias os preocupa la adaptación de los pequeños.

El periodo de adaptación es un proceso que nos afecta a todos, a las familias que tenéis que lidiar con las inseguridades de este momento de separación, a las educadoras que nos esperan días de mucho acompañamiento y mucha observación para lograr conectar con los niños y niñas y conocer a las nuevas familias.

Y sobre todo a l@s peques que ahora tienen que convivir en un espacio distinto, con nuevas normas y rutinas, con otros niños llorando a su alrededor y sin su persona de referencia.
Desde Nido Disney os ofrecemos unas recomendaciones para hacer este proceso más llevadero para todos.

✏ Es fundamental que se establezca una buena comunicación entre la familia y la escuela.
✏ Transmitir confianza y tranquilidad a l@s niñ@s. 
✏ Es importante ponerse en el lugar de los peques para poder entenderlos y acompañarles en sus estados de ánimo. 
✏ Despedirse del niño es fundamental. No conviene salir corriendo a escondidas ni mentirles. De esta forma no confiarán en otras ocasiones.
✏ El inicio del curso es ya un gran cambio, por lo que no es conveniente que el periodo de adaptación coincida con otros cambios como dejar el chupete o dormir solo.
✏ Después de las vacaciones también es un cambio en los horarios y rutinas, por lo que es mejor ir adaptando esos horarios días previos al inicio del curso para que los niños lleguen bien descansados.
✏ Para algunos niños y niñas traer un objeto de apego como un peluche o una sabanita puede ayudar a vivir este proceso de separación del hogar con mayor tranquilidad.
✏ Es normal que algunos niños los primeros días no quieran comer en la escuela, por lo que si es posible lo ideal es que los primeros días su tiempo en la escuela no coincida con la comida o desayuno.

Cada persona vive el periodo de adaptación de forma diferente, hay que ser pacientes y acompañar de forma especial las emociones de los más pequeños en estos días.

Tampoco hay que olvidarnos de los niños y niñas que no están en su primer año, es muy posible que después de las vacaciones les cueste volver a retomar la rutina y separarse de mamá y/o papá. A los adultos también nos cuesta aunque no lo expresemos con lágrimas. Es recomendable que también les acompañemos con paciencia y si es posible también tengan periodo de adaptación. 

Nosotras estaremos encantadas de acompañar a familias, niños y niñas en este proceso. ¡Nos vemos pronto!

Compartir este artículo en:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email